La Fundación A de Ayuda Tráfico y la Fundación Quirón acuerdan atender a víctimas de accidentes

Fundación “A” de Ayuda Tráfico y la Fundación Quirón han firmado en Zaragoza un acuerdo para colaborar conjuntamente en la atención, el asesoramiento y la orientación de los accidentados de tráfico que sean atendidos en los hospitales del Grupo Quirón.

El acuerdo de cooperación ha sido firmado por el Presidente de la Fundación “A” de Ayuda Tráfico, José Ignacio Doval, y la presidenta del Grupo Hospitalario Quirón, Pilar Muro Navarro.

Gracias a este acuerdo ambas fundaciones podrán atender directamente a los accidentados de tráfico a través de distintos puntos de atención presencial en los centros.

Además, a través de protocolos de actuación se ofrecerá consejo especializado a las víctimas.

El proceso de atención durante la conducción y los trastornos mentales

La mayoría hemos experimentado la sensación de estar en la primera clase práctica para obtener el permiso de conducción. En ella, el primer paso es explicarnos el uso de cada pedal en conjunción con la palanca de cambios y el volante pero además nos enseñan que  hay que estar atentos a los espejos retrovisores para no provocar un accidente.

En un primer momento, estar a atento a todas estas cuestiones se convierte en un proceso complejo para el que tenemos que desarrollar estrategias nemónicas que nos permitan ejecutar la acción de conducir.

No obstante, conforme vamos entrenando este ejercicio, nuestro cerebro va automatizando cada acción por separado hasta convertirla en una actividad automática de forma que el cerebro no necesita prestar atención consciente y por ello da paso a otro tipo de tareas que sí requieren todo nuestro cuidado.  En este sentido, si nos preguntasen cómo hemos llegado de casa al trabajo en coche, probablemente tendríamos que pensar en el recorrido pero la respuesta más común es que las personas no lo recuerdan precisamente por este proceso de automatismo.

Este proceso de atención se ve alterado en la mayoría de personas que sufren trastornos de ansiedad y del estado de ánimo. Una de las características que podría definir a ambos grupos de trastornos es la alteración en los procesos atencionales, bien por exceso de estrés o bien por un humor depresivo. Además, a esto deberíamos añadirle el efecto que los ansiolíticos producen en tal circunstancia.

Por todas estas razones, la Fundación A de Ayuda a tráfico recomienda extremar la precaución en aquellas personas que, desgraciadamente, padecen algún tipo de trastorno de los citados anteriormente y a la vez se encuentran en tratamiento farmacológico.

Este sentido, recomendamos tener cierta actitud preventiva y prestar especial atención en carretera para paliar estos efectos. No obstante, en primera instancia SIEMPRE hay que consultar con el médico de cabecera.

FADEA ofrece una jornada sobre “Abordaje psicológico a víctimas por accidente de tráfico” a la Policía Local de Granada

El pasado 3 de Marzo se organizó una jornada formativa en las dependencias de la Policía Local de Granada bajo el título “Abordaje psicológico a víctimas por accidente de tráfico”. La jornada se realizó gracias a la colaboración de Luis Miguel Guzmán Úbeda, Subinspector Secretario de la Escuela de la Policía Local de Granada, y de Manuel Donaire Quirantes, Intendente de la Policía Local de Granada. El acto atrajo a un gran número de policías locales y guardias civiles.

El objetivo de la formación consistió en ofrecer una aproximación psicológica sobre las necesidades que presenta una víctima desde el minuto uno de haber sufrido un accidente de tráfico y de qué manera ofrecerle una asistencia eficaz y de calidad. Para ello, se puso de manifiesto la necesidad de que tanto los agentes de la seguridad (policías, guardias civiles, bomberos etc.) como el personal sanitario conozcan de primera mano el marco psicológico idóneo para evitarles a las víctimas un sufrimiento psicológico mayor del que posiblemente presentan.

Durante las más de cuatro horas que duró la jornada, pudo observarse el interés por parte de los asistentes de proveerse de conocimiento psicológico que proviene de la literatura científica para ofrecer el mejor servicio a los ciudadanos. Además, resultaron llamativas la cantidad de dudas que mostraron durante la jornada, aportando una gran cantidad de experiencia y enriqueciendo enormemente la formación.

Por último, la Fundación A de Ayuda a Tráfico quiere agradecer tanto a las personas que han hecho posible que esta Jornada se celebre como al gran número de participantes que asistieron al evento. La realización de formaciones como ésta pone de manifiesto la necesidad de aunar conocimientos y crear un marco común para dignificar a las víctimas y poder ofrecer un servicio tan necesario como útil.

Abordaje psicológico de la amaxofobia

La amaxofobia es la fobia a conducir. Clínicamente ha sido diagnosticada como una fobia específica o un trastorno de ansiedad causado por un miedo irracional a conducir.

Hay múltiples causas que la provocan aunque las principales son: la inseguridad, la participación de seres queridos en accidentes o cualquier tipo de recuerdo doloroso relacionado.

Normalmente los síntomas son ataques de pánico, ansiedad, agitación en los días u horas previas a la conducción del vehículo o miedo a realizar algunas acciones propias de la conducción como tomar una curva o adelantar.

¿Cuál es su tratamiento?

Al tratarse de una fobia, puede ser tratada psicológicamente como otras fobias y requiere tomarse el tiempo necesario para superarlas.

En este sentido, desde la perspectiva de la Psicología Cognitivo-Conductual, el tratamiento para superar la amaxofobia tendría cuatro fases:

    • Comprensión. La persona tiene que darse cuenta de que tiene fobia a conducir y querer solucionarlo. Para ello, tiene que recurrir a un especialista y describirle en qué consiste su fobia, cómo y por qué sucede, qué siente cuando ocurre. En esta fase se dan las claves para su superación

 

    • Volver a aprender las claves de una buena conducción. Lo importante es recuperar la confianza al conducir. Por ello, hay que reciclar los malos hábitos de conducción y tratar de recuperar la autoestima conduciendo haciéndole frente al miedo.

 

    • Manejo del miedo. Algunas de las principales estrategias utilizadas para superar la amaxofobia son:
      • Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT)
      • Relajación progresiva y respiración diafragmática
      • Instrucciones positivas para aumentar la confianza
      • Bloquear los pensamientos negativos y catastrofistas
      • Trabajar con ideas irracionales y reestructuración cognitiva para conseguir una percepción adecuada del problema

 

  • Exposición a la fobia. Es la fase definitiva en la que se pondrá a prueba todo lo avanzado. Si el grado de fobia es demasiado elevado, el paciente tendrá que pasar por una exposición previa en imaginación, denominada “desensibilización sistemática”. Ésta consiste en la realización de ejercicios donde se expondrá a la persona a las sensaciones temidas.  Tras ella, estaría la exposición en vivo, es decir, la conducción. Esta se hará acompañada por un especialista (profesor de autoescuela, psicólogo o ambos) y de forma gradual hasta que el paciente pueda conducir solo y sin ser seguido por el especialista.

 

Fuentes: ABC.es; Tengomiedoaconducir.es; Conducesinmiedo.com; Circulaseguro.com

Fuente de la imagen: http://www.motorafondo.net/wp-content/2013/03/amaxofobia2.jpg

¿Qué es la amaxofobia?

La amaxofobia es el miedo o la fobia a conducir. Etimológicamente, la palabra proviene del griego ‘amaxos’ que significa “carro” y ‘fobia’ que significa “temor”. Se trata de una patología que no es muy conocida pero afecta casi a un 33% de los conductores.

Clínicamente la amaxofobia ha sido catalogada como una fobia específica o trastorno de ansiedad causado por un miedo irracional a conducir.

Principales causas

Hay múltiples causas que provocan la amaxofobia. Las principales son: la inseguridad, la participación de seres queridos en accidentes o cualquier tipo de recuerdo doloroso relacionado.

Habitualmente, el trastorno suele comenzar con un desencadenante. Lo más normal es comenzar con un ataque de ansiedad al que después le puede suceder un ataque de pánico.

Síntomas

Normalmente los síntomas son ataques de pánico, ansiedad, agitación en los días u horas previas a la conducción del vehículo, miedo a tomar una curva, imposibilidad de adelantar un coche, etc.

Pero incluso, hay casos en los que se manifiesta en que la persona no puede ni subirse a un coche aunque no sea él el que conduzca.

No obstante, existen diversos grados, que en los casos más graves pueden llegar a afectar a la vida social y profesional de la persona. Por ejemplo, haciendo que se recluya en casa porque no hay transporte alternativo para salir sino se tiene coche.

Las dos principales conductas de las personas que padecen amaxofobia son dos:

  • Restringir las vías por las que circula
  • Abandonar la conducción. Puede ser de modo paulatino o radical

Tipos de pacientes con amaxofobia

  • Aquellos que acaban de obtener el carnet de conducir. Suponen el 25% de los pacientes. Sus síntomas es que cuando vuelven a conducir solos se ponen nerviosos y terminan por dejarlo
  • Conductores que llevan unos cinco años conduciendo. Representan a un 60% de los afectados. Sus crisis de ansiedad suelen coincidir con algún suceso estresante en su vida. Sus principales formas de actuación son: evitar el lugar donde se sufrió la primera crisis y después se crea ansiedad anticipatoria al ir a conducir
  • Los que han sufrido una experiencia dramática en un coche, conduciendo ellos o no. En estas personas se instaura el estrés postraumático

Datos numéricos

Se trata de una patología que no es muy conocida pero afecta casi a un 33% de los conductores, según algunos expertos.

Por otro lado, según los datos derivados de la encuesta realizada por el Instituto Mapfre de Seguridad Vial (2005), unas 15.000 personas pueden estar severamente afectadas por la amaxofobia.

De ellas, la mayoría son mujeres (sobre un 87,50%) aunque también está presente en los hombres, eso sí en mucha menor cantidad (12,50%).

Fuentes: Wikipedia; ABC.es; Conducesinmiedo.com; Tengomiedoaconducir.es

Fuente de la imagen: http://fobiafilia.files.wordpress.com/2012/05/amaxofobia_pc3a1nico_conducir.jpg

Convenio colaboracion Andade-Fadeayuda

Convenio ANDADE y Fundación a de Ayuda Tráfico, para colaborar en la ayuda a amputados por accidentes de tráfico.

La Fundación a de Ayuda Tráfico, consciente de la importancia de la atención a lesionados de tráfico graves, que han sufrido la amputación de alguno de sus miembros, ha firmado un convenio de colaboración con la Asociación de Amputados ANDADE.

Un acuerdo de colaboración importante en éste año que empezamos 2014, ya que la segunda causa  de amputación de miembros en España, por detrás de las amputaciones debidas a problemas vasculares y diabetes, son las amputaciones traumáticas a consecuencia de accidentes de tráfico, que se convierten en la primera causa cuando hablamos de gente joven y de mediana edad.

La segunda causa  de la amputación de miembros en España, por detrás de las amputaciones debidas a problemas vasculares y diabetes, son las amputaciones traumáticas a consecuencia de accidentes de tráfico, que se convierten en la primera causa cuando hablamos de gente joven y de mediana edad.

Todos los esfuerzos de seguridad de los trazados o las campañas de sensibilización de la Dirección General de Tráfico son bienvenidos y necesarios para evitar los accidentes de tráfico, pero el hecho es que las carreteras cada vez son mejores, los coches son más potentes y el automóvil es el medio de transporte más habitual en grandes y pequeños desplazamientos, lo que fomenta que sigan existiendo altos índices de siniestralidad.

Si bien cualquier amputación es extremadamente dolorosa, las personas que pierden uno o más miembros a consecuencia de un accidente, sufren un shock físico y psicológico tremendo.  Por eso, una de las preocupaciones de ANDADE (Asociación Nacional de Amputados de España) es la atención inmediata de estos pacientes, para lo que es fundamental tener conocimiento del hecho e ir a trasmitir a la misma habitación del hospital, nuestro ánimo y experiencia así como ofrecer nuestra ayuda en todo el proceso.

En esta misma línea, ha surgido la Fundación FADEAYUDA ( Fundación de Ayuda a los Accidentados de Tráfico) con el objeto de paliar, en la medida de lo posible, los efectos físicos y psíquicos (para los que dispone de psicólogos especializados) que sufren las personas que han sufrido un accidente. A las secuelas que pueda sufrir la víctima, se une el desconocimiento de ésta o de su familia sobre qué hacer, a quién avisar o quién se va a responsabilizar del accidente, asesoramiento y ayuda valiosísima que también presta la federación.

Así, ANDADE Y FADEAYUDA, tienen un objetivo común: la ayuda a las víctimas desde el mismo momento del accidente, por eso han decidido unirse en esta ardua labor y firmar un convenio de ayuda mutua para, en primer lugar, aumentar los cauces de información de la existencia de víctimas de accidentes de tráfico, aumentar la presencia de las dos entidades en los hospitales de la red sanitaria española, dispensar ayuda psicológica a la víctima y/o a su familia y promover actos, jornadas, etc. relacionados con el tema.

La firma del convenio se ha realizado en Valladolid (instalaciones del Hotel Novotel) por el presidente de Fadeayuda, D. José Ignacio Doval y el presidente de Andade,  D.Carlos Ventosa.

En la foto de izquierda a derecha, Don Carlos Ventosa, Presidente de Andade y  Don José Ignacio Doval, Presidente de Fadeayuda
ANDADE.

 

Convenio ANDADE y Fundación a de Ayuda Tráfico, para colaborar en la ayuda a amputados por accidentes de tráfico.
Convenio ANDADE y Fundación a de Ayuda Tráfico, para colaborar en la ayuda a amputados por accidentes de tráfico.
Convenio de colaboración para ayuda a accidentados de tráfico.
Convenio de colaboración para ayuda a accidentados de tráfico.
Convenio ANDADE y Fundación a de Ayuda Tráfico, para colaborar en la ayuda a amputados por accidentes de tráfico.
Convenio ANDADE y Fundación a de Ayuda Tráfico, para colaborar en la ayuda a amputados por accidentes de tráfico.

 

Quinto Plan para la Renovación de los Parques

El Gobierno anuncia una prórroga del plan PIVE en próximas fechas.

El anuncio de esta ampliación plantea una serie de mejoras;

-Se prevé un aumento en el empleo que se estima en unos 4.500 puestos de trabajo.
-Se incentiva la compra de vehículos como mecanismo para la reactivación de la economía.
-Se fomenta el uso de vehículos con un reducido consumo de CO2.
-Y en último lugar, y, quizá el punto más importante para la Fundación es el hecho de que la renovación de los parques son un factor significativo a la hora de reducir los accidentes de tráfico y con ello sus víctimas arrojando datos más esperanzadores en cuanto a siniestros mortales se refiere.

Día a día vemos como el objetivo compartido por todos los agentes de la seguridad vial de que se reduzcan drásticamente los accidentes mortales en las carreteras españolas va consiguiéndose progresivamente.

Esperamos poder comunicar algún día que los accidentes de tráfico han dejado de considerarse de las primeras causas de muerte en España.

Para más detalle ver Noticia de el País

 

Mínimo histórico en el número de muertos por accidente de tráfico en 2013

2013 ha resultado ser un año significativamente mejor que los anteriores, remontándonos a 1960, en lo que a muertes por accidentes de tráfico se refiere.

En este sentido, este pasado 3 de enero ha saltado la noticia en todos los medios de comunicación de que la cifra de mortalidad en las carreteras españolas no ha superado los mil y ha registrado un descenso del 13,3%.

Cabe destacar que esta cifra ha sido incluso más baja que en 1960 con 30 millones más de coches en el parque automovilístico. Además, entre 2005 y 2013 se ha reducido en un 65% el número de víctimas mortales.

Aunque estas cifras son aún provisionales y se refieren a accidentes mortales ocurridos en vías interurbanas, han arrojado síntomas favorables para la reducción de la mortalidad en nuestras carreteras.

En este sentido, a la vista de los datos, la accidentalidad en carretera ha descendido por décimo año consecutivo.

Otro dato reseñable lo encontramos en que se han contabilizado 29 días en los que no se ha producido ningún siniestro mortal como consecuencia de un accidente en vías interurbanas.

Características de la siniestralidad

  • El 77% de los accidentes han recaído en el sexo masculino
  • Ha descendido el número de muertos en el grupo de entre 35 y 44 años
  • Las carreteras convencionales han seguido siendo las vías donde ocurren el mayor número de accidentes de tráfico
  • Los fallecidos en autovía se han reducido un 19%
  • La salida de la vía y los atropellos a peatón son las situaciones que más fallecidos acarrea
  • Los fallecidos en turismo han descendido un 18%

A la vista de los datos, se han producido diferencias significativas con respecto a muertes en las carreteras en la última década, no obstante, aún son muchas las personas que pierden la vida en nuestras carreteras.

Por ello, la Fundación sigue recomendando encarecidamente el uso del cinturón de seguridad así como el del casco, ya que son factores determinantes en un accidente de tráfico.

Desde la Fundación A de Ayuda a Tráfico queremos dar nuestro más sentido pésame a todas las personas que han perdido a un ser querido en las carreteras españolas. Además, manifestamos nuestro propósito de seguir ayudando, como lo hemos venido haciendo, a todas las personas que han sufrido accidentes graves de circulación para devolverles su proyecto de vida.

Enlaces relacionados:

Trastorno de estrés postraumático: definición y características

El trastorno de estrés postraumático (TEPT) es un trastorno de ansiedad. Su característica principal es la aparición de síntomas propios que sigue a la aparición de un acontecimiento estresante y extremadamente traumático en el que el individuo se ve envuelto en hechos que representan un peligro real para su vida o cualquier otra amenaza para su integridad física.

Los síntomas no, necesariamente, aparecen en personas que han vivido en primera persona el acontecimiento traumático sino que puede manifestarse en familiares u observadores cercanos al hecho.

El TEPT se manifiesta aproximadamente en un 20% de las personas que sufren un acontecimiento traumático (Casado, M 2003).  También se ha observado que las víctimas de estos sucesos superan la situación sin aparente dificultad, sin apreciar secuelas psicológicas relevantes.

Características del TEPT

Las principales características que definen este trastorno son:

  1. Exposición a un acontecimiento traumático: Haber presenciado la muerte o amenaza para la vida y/o haber reaccionado con temor u horror intensos.
  2. Reexperimentación del suceso traumático: Se produce a través de recuerdos, pesadillas, flashback o reacciones fisiológicas ante estímulos similares.
  3. Embotamiento emocional: Puede ser que el individuo sea incapaz de recordar el suceso y puede ir asociado a una pérdida significativa de su vida afectiva. A veces manifiestan la sensación de un futuro desolador.
  4. Sobractivación: Sucede cuando el sujeto manifiesta insomnio, irritabilidad, hipervigilancia o dificultades de concentración.

Estos síntomas deben prologarse más de un mes para poder considerarlo como TEPT.

En caso de padecer este tipo de síntomas, la mejor opción es acudir a un especialista que lo pueda valorar de maneja objetiva.

30 minutos de intervención psicológica en niños reduce el estrés postraumático

Beneficios de la intervención psicológica precoz en niños tras un suceso traumático

Al igual que en adultos, un accidente de tráfico es un suceso traumático que queda fijado vívidamente en la retina de los niños. De este modo, hay un estudio que muestra la relevancia que juega el papel del psicólogo en los niños en los momentos inmediatamente posteriores al accidente de tráfico (Zehnder, 2010).

Según este estudio, media hora de sesión psicológica sirve para prevenir a los niños de sufrir un trastorno de estrés postraumático en un futuro.

Para ello, este investigador tomó como muestra a 101 niños y niñas de entre 7 y 16 años que habían sufrido algún suceso traumático importante en las carreteras.

La mitad de la muestra participó en una sesión psicológica precoz de 30 minutos acompañados de uno de los progenitores. Por su parte, la otra mitad del grupo (control) recibió los cuidados normativos para esta situación: un diagnóstico clínico y tratamiento médico.

Fases del estudio

Las principales fases que se siguieron para la realización de los 30 minutos de intervención psicológica precoz fueron las siguientes:

  • En primer lugar, el niño tenía que narrar el suceso vivido realizando una reconstrucción de todos los detalles del incidente
  • Posteriormente, se les pidió que manifestasen los pensamientos en relación al accidente
  • Por último, recibieron una “psicoeducación” que consistía en explicarles la relevancia de mantener su rutina diaria, identificar síntomas de estrés y normalizar las reacciones tras el suceso

Conclusiones

La principal conclusión que se desprende de este estudio es que con que media hora de intervención precoz en niños que han sufrido un accidente de tráfico se reduce el riesgo de padecer un trastorno de estrés postraumático.

También se especifica que en niños de 7 a 11 la intervención precoz resulta relevante para reducir la incidencia de síntomas de depresión.

En este sentido, otras dos conclusiones claras del estudio son que:

  • El psicólogo juega un papel tan relevante como el resto de expertos en un accidente de tráfico
  • La intervención psicológica precoz reduce los costes derivados de un accidente de circulación