DERECHO A LA LIBRE ELECCIÓN DE CENTRO SANITARIO.

Es importante que los lesionados en accidente de tráfico conozcan sus derechos.

El conocerlos puede ayudar a gestionar la situación correctamente y conseguir que el trastorno sea lo menos posible.

Uno de los derechos más importante es la libre elección de centro donde recuperarse.

El lesionado en accidente de tráfico podrá elegir el centro hospitalario donde desea ser tratado para recuperarse de sus lesiones y además de manera gratuita.

El lesionado puede elegir entre centros públicos y privados atendiendo a criterios de cercanía al hogar o al lugar del accidente, especialidades del centro, etc…

Según el Reglamento del Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil en la circulación de vehículos a motor (Real Decreto 1507/ 2008), y la Ley 41/2002 de la autonomía del paciente, los costes derivados de la atención médica recibida en el centro que el paciente haya elegido correrán a cargo de su seguro de automóvil. Esto será así independientemente de si el paciente es tomador o no de una póliza sanitaria privada o si elige tras el accidente un centro público o privado.

Si el accidentado es trasladado en ambulancia seguramente le dirijan a un hospital público, pero tras recibir atención de urgencia como consecuencia del accidente, y una vez se hayan diagnosticado las lesiones, el paciente tendrá derecho a recibir las posteriores consultas o rehabilitación para el tratamiento de sus lesiones en ese mismo centro o en otro que él elija.

La asistencia sanitaria en estos Hospitales es gratuita ya que surge como fruto de un convenio establecido por UNESPA (Asociación Empresarial del Seguro), por el que las compañías aseguradoras aseguran a sus tomadores asistencia médica gratuita sin penalización en su póliza.

Esto incluye tanto a los conductores como a los pasajeros, y también a peatones y ciclistas atropellados.

NUESTRA RAZÓN DE SER ES AYUDARTE

LA FUNDACIÓN A VÍCTIMAS DE TRÁFICO, firma un Convenio de colaboración con la Fundación AESLEME

LA FUNDACIÓN A VÍCTIMAS DE TRÁFICO, firma un Convenio de colaboración con la Fundación AESLEMEacuerdo aesleme

La FUNDACIÓN A VÍCTIMAS DE TRÁFICO, con fecha 19 de Julio de 2016, ha suscrito un Convenio de Colaboración con la Fundación AESLEME, este acuerdo tiene la finalidad de realizar actividades conjuntas en todo lo relacionado con la mejora de la Seguridad Vial, el apoyo psicológico a las víctimas anteriormente y posteriormente al alta hospitalaria, la formación de personas con lesión medular tras un accidente, para su incorporación laboral en las campañas que desarrolla AESLEME y la participación en cursos y jornadas.

NUESTRA RAZÓN DE SER ES AYUDARTE

“I ACTO DE HOMENAJE A LAS VÍCTIMAS DE TRÁFICO DE LA COMUNIDAD DE MADRID “

“I ACTO DE HOMENAJE A LAS VÍCTIMAS DE TRÁFICO DE LA COMUNIDAD DE MADRID “

IMG_7317 (Copy)La FUNDACIÓN A VÍCTIMAS DE TRÁFICO, en colaboración con la  COMUNIDAD DE MADRID organizó el I ACTO DE HOMENAJE A LAS VÍCTIMAS DE TRÁFICO en el Auditorio de la Real Casa de Correos de la Puerta del Sol de Madrid

 

Con fecha 1 de Julio de 2.016, coincidiendo con la primera Operación Salida del Verano, se ha celebrado este Acto de recuerdo a las Víctimas y de homenaje a todos los intervinientes en un accidente grave de tráfico

Presentó y condujo todo el desarrollo del Acto la Embajadora de la FUNDACIÓN A VÍCITIMAS DE TRÁFICO la periodista y escritora Teresa Viejo, a continuación, tomo la palabra el Presidente de la Fundación Luis Sainz, dando la bienvenida a todos los presentes, y explicando el Proyecto Social que lleva a cabo la Fundación.

Por parte de los equipos de Emergencias Sanitarias, participó Pablo Busca Gerente del S.U.M.M.A.-112, en relación con las Urgencias Hospitalarias, intervino Marilia Segarra, Directora de Enfermería del Hospital Gregorio Marañón, y en relación a la Rehabilitación Neurológica fue la Doctora Susana Moraleda, Jefa de ese Servicio en el Hospital La Paz.

El Fiscal Nacional de Seguridad Vial Bartolomé Vargas nos dio su visión de las consecuencias jurídicas que resultan de un accidente grave de tráfico

A continuación dos víctimas de accidentes graves de tráfico Mercedes Herrero e Ignacio Tremiño, nos dieron su testimonio de su superación personal, familiar y profesional

A cargo de la FUNDACIÓN A VÍCTIMAS DE TRÁFICO su coordinadora de psicología Myriam Hurtado, ofreció la ponencia COMUNICACIÓN DE MALAS NOTICIAS.

Cerró el Acto el Consejero de Sanidad Jesús Sánchez Martos, quien hizo un repaso a todo lo que desde su Consejería, se está trabajando por el bien del paciente en el entorno hospitalario, y por la humanización y la atención al Ciudadano desde la Sanidad Pública

Una vez terminadas las intervenciones, el Coro Organum del Conservatorio Profesional de Música de Arturo Soria perteneciente a la Comunidad de Madrid interpretó diversas piezas musicales.

 

NUESTRA RAZÓN DE SER ES AYUDARTE

 

LA FUNDACIÓN A, COLABORA CON EL HOSPITAL RAMÓN Y CAJAL DE MADRID, EN MARATÓN DE DONACIÓN DE SANGRE

 

La FUNDACIÓN A VÍCTIMAS DE TRÁFICO, con fecha 31 de Mayo de 2016, ha contribuido solidariamente al “Maratón de donación de sangre” del hospital RAMÓN Y CAJAL de Madrid, con la intervención del GRUPO MUSICAL AFINES. Sus once componentes, tuvieron una aplaudida actuación en el hall del hospital, amenizando con sus canciones, hasta el punto de provocar que salieran a bailar algunos de los asistentes.

Este Acto, se inició con unas palabras de presentación de la Embajadora de la FUNDACIÓN A VÍCTIMAS DE TRÁFICO, la periodista y escritora Teresa Viejo, refiriendo lo que supone para todos los que componen el equipo humano de la misma, colaborar con este fin solidario de dar algo muy nuestro, para el bien de las personas que en un momento de su vida puedan necesitarlo.

foto

A este Acto, asistió la Responsable del Banco de Sangre Lara Jiménez y varios de sus colaboradores, así como la Directora de Enfermería Cristina Martín, y parte de su equipo. Todo el Acto estuvo coordinado por el Dpto. de Comunicación, a través de su responsable Soraya Perez, así como de Diego Fuster también de su dpto.

Por parte, de la FUNDACIÓN A VICTIMAS DE TRÁFICO, estuvieron presentes, el Presidente de la Fundación Luis Sainz, su Embajadora la periodista y escritora Teresa Viejo, y la Psicóloga que ofrece las ayudas emocionales en el hospital María  Sánchez.

La FUNDACIÓN A VÍCTIMAS DE TRÁFICO, agradece al GRUPO MUSICAL AFINES su fantástica actuación, y tanto al equipo sanitario del Banco de Sangre, como al Equipo técnico, su atención y facilidades para la celebración de este Acto

NUESTRA RAZÓN DE SER ES AYUDARTE

 

¿Cómo superar el miedo a conducir?

¿Cómo superar el miedo a conducir?

Como ya hemos comentado en otras ocasiones, la amaxofobia es el miedo a conducir tras sufrir una experiencia traumática, y empieza con el pensamiento de que se puede sufrir o volver a sufrir un accidente.

Cuanto más pensamos en sufrir un accidente, más ansiedad tenemos, y más tratamos de evitar conducir. Evitarlo puede reducir la ansiedad momentáneamente, pero la mantiene en el tiempo y la refuerza. Ya que posponer conducir te impide aprender que la posibilidad de tener un accidente es menor de la que crees, y mantienes el miedo a conducir.

 Ten claro que para superar el miedo a conducir, tienes que conducir.

También es verdad que si sufres amaxofobia no te puedes subir al coche de golpe y empezar a conducir, ya que en ese momento la ansiedad que sentirás será máxima, no la podrás controlar, y no serás capaz de conducir sin malestar, por lo que tu miedo podría aumentar.

Para hacerlo adecuadamente tenemos que trabajar sobre 3 aspectos y gradualmente:

Componente físico

Lo primero es relajarse con la respiración diafragmática.

Al controlar la respiración profunda, el nivel de activación corporal disminuye, y por lo tanto todos esos síntomas físicos que padeces cuando tienes ansiedad, como temblor, palpitaciones, sudoración, etc, disminuyen.

 Controlar estos síntomas a través de la relajación es fundamental para que cuando te subas a un coche, domines tú a la ansiedad, y no al revés.

Componente psicológico

Debemos controlar la tendencia a pensar que va a tener un accidente. Para realizarlo, una técnica eficaz es la interrogación socrática.

Consiste en que el psicoterapeuta va haciendo preguntas, de manera que al final el paciente se queda sin argumentos para defender su miedo. Esta técnica trata de poner en manifiesto la irracionalidad del pensamiento fóbico, ya que las fobias son miedos irracionales

A través de la interrogación socrática se intenta hacer cambiar la idea de que vas a tener un accidente con total probabilidad. No obstante, se realiza desde un modo racional, y se mantiene la posibilidad de padecer un accidente, ya que siempre existe, pero se elimina la sobreestimación de tenerrlo.

Componente conductual

Este es el momento clave, ya estas preparado ahora toca subirse a un coche y ponerse a conducir.

En algunos casos es importante recibir ayuda profesional, La FUNDACIÓN A VÍCTIMAS DE TRÁFICO pone a su disposición un equipo de especialistas en materia psicológica para apoyarte en caso de sufrir un accidente de tráfico.

Consejos para superar el trauma tras un accidente de automóvil.

Tras un accidente de automóvil puedes sentirte extraño aunque no hayas sufrido lesiones, y probablemente estarás en algún grado de trauma.

Esto ocurre porque tu cuerpo responde a las experiencias traumáticas liberando adrenalina y cortisol, los músculos se ponen en estado de alerta con el peligro percibido, tu presión sanguínea se dispara y hará que tu ritmo cardíaco se acelere. Estas respuestas aunque son beneficiosas cuando nos enfrentamos a amenazas reales, pueden dejar efectos secundarios negativos como: Inestabilidad, molestias digestivas, confusión y dolor muscular entre otros tras accidentes menores.

Te dejamos unos consejos para que te puedas liberar de estos síntomas más rápidamente tras un accidente de automóvil.

1 Si estás respirando demasiado rápido, procura respirar normalmente. Si hiperventilas, podrías desmayarte. Si te sientes mareado, siéntate y coloca la cabeza entre tus piernas.

2 Hidrátate. Las hormonas del estrés persistente son agresivas para el organismo. Necesitarás consumir líquidos para ayudar a eliminar el exceso de toxinas de tu sistema.

3 Realiza estiramientos sencillos. El movimiento relajará tus músculos, lo cual a su vez te ayudará a calmarte.

4 Date un baño relajante. El calor y los olores agradables te ayudarán a relajarte.

6 Habla con alguien sobre el accidente. Simplemente el hecho de contar cómo te sientes puede ayudar a acelerar tu recuperación emocional.

7 Descansa más por la noche. Cuanto mejor duermas, más rápido te recuperarás del trauma.

8 Come ligero en las horas posteriores al accidente.

En algunos casos es importante recibir ayuda profesional, La FUNDACIÓN A VÍCTIMAS DE TRÁFICO pone a su disposición un equipo de especialistas en materia psicológica para apoyarte en caso de sufrir un accidente de tráfico.

DISCAPACIDAD TRAS ACCIDENTE: DERECHOS, GRADOS Y CERTIFICADO

Tener un accidente de tráfico grave es un hecho traumático inesperado que irrumpe en su vida y en la de sus familiares de manera definitiva, haciendo que su proyecto vital no vuelva a ser el de antes. Habitualmente, ayudamos a víctimas que sienten gran frustración ante unas lesiones graves que les van a limitar para el resto de su vida, y de las que no tienen ninguna culpa ya que se las ha provocado un tercero que en algunos casos incluso se encontraba bebido, bajo los efectos de las drogas o iba a una velocidad excesiva. El accidente y sus consecuencias se convierten siempre en un invitado inesperado y no deseado. Por eso, es importante recibir toda la ayuda y sobre todo conocer tus derechos.

No podemos hacer retroceder el tiempo para evitar el accidente de tráfico, pero sí que podemos ayudar al lesionado grave en su nueva vida que acaba de empezar desde que sufrió el accidente. Es importante que el lesionado se sienta comprendido y apoyado no sólo por sus familiares, sino también por la sociedad en la que tiene que vivir con las secuelas del accidente de tráfico.

Hay diferentes tipos de discapacidad como consecuencia de un accidente de tráfico:

Discapacidades físicas:

   . Motoras: afectación del movimiento de cualquier parte del cuerpo.

   . No motoras: no afectan al movimiento, pero son limitaciones orgánicas que impiden el desarrollo normal de la vida (limitación capacidad pulmonar,…)

Discapacidades sensoriales:

   . Visual: falta total o parcial de visión que impide llevar una vida plena.

   . Auditiva: falta total o parcial de audición que les impide disfrutar de una vida plena.

Discapacidades intelectuales:

   . Deficiencias mentales producidas por un TCE (traumatismo craneoencefálico) y que pueden tener como resultado un trastorno orgánico de la personalidad, deterioro de las funciones cerebrales superiores integradas, o cualquier otra secuela considerada como Daño Cerebral Adquirido.

Y dentro de la discapacidad hay diversos grados, los cuales se expresan en porcentajes, estableciéndose tres grupos diferentes:

. Entre el 33% y el 64%: incluye a los lesionados con un nivel de autonomía personal importante para su relativa inserción social y laboral (por debajo del 22% no se puede obtener el certificado de reconocimiento oficial de la situación de discapacitado).

. Entre el 65% y el 74%: Accidentados que en términos generales presentan más dificultades para conseguir una plena integración social y laboral.

. Superiores al 75%: Lesionados muy afectados que son susceptibles de requerir Certificado de reconocimiento de discapacidad.

El certificado de reconocimiento de discapacidad en cualquiera de sus grados es un requisito indispensable para acceder a las prestaciones económicas y a las acciones asistenciales que la Ley de Servicios Sociales reconoce para las personas con discapacidad.

Es un documento acreditativo de la condición de discapacitado, indicando el diagnóstico y el grado de discapacidad y lo expiden los equipos de valoración y orientación de los centros de atención a las personas con discapacidad.

Este Certificado nos sirve:

Acceder a los recursos que ofrece el Departamento de Bienestar Social y a todas las acciones asistenciales para personas discapacitadas:

. Exenciones o reducciones de diversos impuestos (sucesiones, matriculación, declaración de la renta, impuestos municipales,…)

. Solicitud de prestaciones económicas, como pensiones de diferentes clases.

. Solicitud de plaza en centros de día, centros residenciales, ocupacionales,…

. Beneficios en movilidad.

A la vista de todo lo anterior, tras un accidente de tráfico los lesionados graves disponen de unos derechos económicos y sociales que han de conocer.

Secuelas Psicológicas tras un accidente de tráfico

Sufrir un accidente de tráfico en primera persona o como familiar o verte involucrado de alguna forma, puede producir secuelas psicológicas.

Estas consecuencias psicológicas pueden ser “muy graves”, llegando a modificar la actitud de estas personas ante las cosas cotidianas.

En muchos casos, los pacientes se vuelven “más sensibles”, muestran inquietud, tienen pesadillas o miedo a que esta situación vuelva a repetirse, el sujeto revive con la misma intensidad emocional aquella situación como si fuera en el momento actual, llegando a sufrir una serie de síntomas que se  denomina síndrome de estrés postraumático.

El tratamiento que deben seguir estas personas pasa por “ser consciente de lo que le está ocurriendo” además de serle aplicadas “técnicas de desensibilización sistemática”, exponiéndoles gradualmente de manera real o imaginaria a los estímulos que producen una respuesta ansiógena.

Perder a un ser querido en un accidente de tráfico, es un gran shock, ya que se trata de una muerte “imprevista” y es muy difícil hacerle frente. “El accidente siempre es algo inesperado y no da tiempo a poder prever qué va a suceder.

En estos casos, las actitudes más frecuentes que muestran las personas son la negación de la pérdida, la no aceptación, y la tristeza, que en muchas ocasiones terminan derivándose en una depresión.

En algunos casos es importante recibir ayuda profesional, La FUNDACIÓN A VÍCTIMAS DE TRÁFICO pone a su disposición un equipo de especialistas en materia psicológica para hacerse cargo del sufrimiento que provoca un accidente de tráfico.

¿Sufres estrés postraumatico?

Cada día, se producen cientos de accidentes de tráfico en las calles y carreteras de España.

Si usted ha sufrido uno de ellos, puede haber experimentado muchas sensaciones distintas en el momento del accidente y en los días posteriores, como:

Estado de shock, incredibilidad, ira, nerviosismo, miedo, sentimiento de culpa, ideas recurrentes sobre el accidente.

La mayoría de las personas que han estado en un accidente tienen algunas (o todas) de estas sensaciones. A veces, estas sensaciones pueden ser tan fuertes que le impiden tener una vida normal después del accidente.

Normalmente, esas sensaciones desaparecen con el tiempo. Pero, en ocasiones, no remiten o se vuelven más fuertes, lo que hace que cambie su manera de pensar y actuar. Las sensaciones intensas que acompañan a una persona durante mucho tiempo y que empiezan a interferir en la vida cotidiana son síntomas del llamado Trastorno de Estrés Postraumático. Algunas de sus manifestaciones son:

  • Una sensación constante y general de intranquilidad.
  • Comportamiento irritable y arrebatos de ira.
  • Alteración del sueño (dificultad para conciliar o continuar el sueño, o sueño inquieto)
  • Recuerdos angustiosos constantes del accidente que no puede controlar.
  • Una sensación de no estar conectado con otros eventos u otras personas.

¿Cómo puedo sobrellevar las sensaciones que tengo después de mi accidente?

Hable con amigos, familia o con un psicólogo sobre los detalles del accidente: qué pensó, cómo se sintió y actuó en el momento del accidente y en los días posteriores.

Permanezca activo, intente retomar sus actividades y rutinas cotidianas, incluso si está incómodo o asustado al principio. Los accidentes de tráfico hacen que algunas personas limiten sus actividades.

En la Fundación A Víctimas de Tráfico, podemos asesorarte y ayudarte a superarlo.