La Amaxofobia

La amaxofobia es el miedo a conducir. Se trata de una patología que no es muy conocida pero afecta casi a un 33% de los conductores.

Clínicamente la amaxofobia ha sido catalogada como una fobia específica o trastorno de ansiedad causado por un miedo irracional a conducir.

¿Cuales son las principales causas?

Hay múltiples causas que provocan la amaxofobia: la inseguridad, la participación de seres queridos en accidentes o cualquier tipo de recuerdo doloroso relacionado.

Habitualmente, el trastorno suele comenzar con un desencadenante. Lo más normal es comenzar con un ataque de ansiedad al que después le puede suceder un ataque de pánico.

Síntomas

Normalmente los síntomas son ataques de pánico, ansiedad, agitación en los días u horas previas a la conducción del vehículo, miedo a tomar una curva, imposibilidad de adelantar un coche, etc.

Pero incluso, hay casos en los que se manifiesta en que la persona no puede ni subirse a un coche aunque no sea él el que conduzca.Existen diversos grados, que en los casos más graves pueden llegar a afectar a la vida social y profesional de la persona. Por ejemplo, haciendo que se recluya en casa porque no hay transporte alternativo para salir sino se tiene coche.

Aquellos que acaban de obtener el carnet de conducir. Suponen el 25% de los pacientes. Sus síntomas es que cuando vuelven a conducir solos se ponen nerviosos y terminan por dejarlo
Conductores que llevan unos cinco años conduciendo. Representan a un 60% de los afectados. Sus crisis de ansiedad suelen coincidir con algún suceso estresante en su vida. Sus principales formas de actuación son: evitar el lugar donde se sufrió la primera crisis y después se crea ansiedad anticipatoria al ir a conducir
Los que han sufrido una experiencia dramática en un coche, conduciendo ellos o no. En estas personas se instaura el estrés postraumático
Datos numéricos

Firma convenio para ayudar a víctimas de tráfico en Cantabria

 

La Fundación A de Ayuda “Tráfico” y el Gobierno de Cantabria han firmado un convenio para prestar orientación, apoyo y asistencia especializada a las personas que han sufrido un accidente de tráfico y a sus familias.

La Fundación A de Ayuda ‘Tráfico’ pondrá a disposición del Hospital Marqués de Valdecilla un equipo de técnicos y expertos en el tratamiento de la problemática específica de los accidentes de tráfico, para ayudar a los afectados a superar los perjuicios personales .

Más información: http://www.europapress.es/cantabria/noticia-cantabria-autoriza-convenio-ayudar-pacientes-sufren-accidentes-trafico-20150406102648.html

Jornada sobre “La Ayuda a la Victimas de Tráfico”

La Fundación “A DE AYUDA TRAFICO” en colaboración con el Hospital Campo Grande celebrara una jornada sobre la ayuda a las victimas de accidentes de tráfico.

La jornada, que se celebrará el martes 16 de septiembre, en el salón de actos del Colegio Oficial de Médicos de Valladolid, intenta sensibilizar a los principales implicados en la atención a las victimas de accidentes de tráfico.

La apertura del acto la realizará el Excmo. Sr. D. Antonio María Sáez Aguado, Consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León.

La Fundación A DE AYUDA TRAFICO, es una organización sin ánimo de lucro, cuya misión es velar de forma integral por los derechos de las victimas de accidentes de tráfico, facilitándoles ayuda para su tratamiento y minimizando las posibles secuelas derivadas del accidente.

La jornada contará entre otros con las ponencias de:

Dr. Jose María Eiros, (Director Gerente del Hospital Clínico Universitario de Valladolid), cuya ponencia versará sobre la importancia de acudir a urgencias tras sufrir un accidente de tráfico.

Dr. Sergio García Quesada, (Subdirector Medico del Hospital Campo Grande) cuya ponencia versara sobre la Unidad especial que ha puesto en marcha el Hospital Campo Grande para dar una atención especializada a los lesionados en accidentes de tráfico.

D. Francisco Marín (Experto jurídico en accidentes de trafico) nos informará sobre los derechos que tienen los lesionados en accidentes de trafico.

Dª. Mª Inmaculada Matías Fernández (Jefa Provincial de Tráfico) nos dará  su visión desde el punto de vista de la DGT.

 

La Fundación “A DE AYUDA TRAFICO” organizadora de la jornada acude en ayuda del accidentado cuando más lo necesita, en una situación de crisis importante de su vida y ofreciendo ayuda psicológica tanto al lesionado como a sus familiares.

Las victimas de accidentes de trafico no están solas

Sufrir lesiones graves en un accidente de tráfico es un hecho traumático que cambia la vida de quien lo sufre y de sus allegados de manera definitiva, haciendo que su vida no vuelva a ser la de antes.

En A de Ayuda Trafico tratamos de ayudar psicológicamente a las victimas a aceptar y adaptarse a su nueva situación, muchos de ellos sienten gran frustración ante unas lesiones que les van a limitar para el resto de su vida, y de las que en muchos casos no tienen ninguna culpa ya que se las han provocado terceros.

Evidentemente no podemos hacer que las cosas no ocurran, pero sí podemos ayudar al lesionado a aceptar su nueva vida tras sufrir el accidente. En A de Ayuda Trafico intentamos que el lesionado se sienta comprendido y sienta que tiene el apoyo no sólo de su familia, sino también de la sociedad en la que tiene que vivir con las secuelas del accidente de tráfico.

Desde nuestra fundación prestamos apoyo psicológico a las victimas y sus familiares, manteniendo un seguimiento en el tiempo, les informamos de ayudas y prestaciones técnicas si el accidente ha mermado sus facultades, colaboramos con ellos en  su búsqueda de empleo, les orientamos en materia legal, etc…

 Es importante que las victimas no se sientan solas, ese es nuestro objetivo.

La importancia de la ayuda psicológica en el lugar del accidente.

Beneficios de la intervención psicológica precoz en niños tras un suceso traumático

Como todos sabemos un accidente de trafico es un momento de crisis, esto significa que es un suceso que amenaza el equilibrio personal de la victima, por eso queremos hablaros de la importancia de la ayuda psicológica en el lugar donde se ha producido el accidente.

Si desde el primer momento la víctima de un accidente de tráfico recibe ayuda psicológica, conseguimos que:

• Puedan recuperar antes el equilibrio emocional roto tras el accidente.

• Evitamos que sufran secuelas psicológicas permanentes.

• Facilitamos el control de la situación y por tanto, del control de sus reacciones emocionales.

La misión principal  de los psicólogos expertos en emergencias es ayudar a la victima  que ha sufrido el accidente a dar pasos concretos para enfrentarse con la crisis, lo cual incluye el control de los sentimientos y de las emociones negativas de la situación.

Este objetivo gira sobre tres puntos clave de ayuda, que consideramos fundamentales:

– Restablecer la sensación de control de la víctima.

– Reducir su aislamiento, mediante una conducta acogedora, que disminuya el ambiente hostil y doloroso en el que se encuentra.

– Tratar de disminuir los sentimientos de desesperanza e indefensión de las víctimas ayudándolas a afrontar el presente y el futuro.

Algunas de las fobias que pueden llegar a provocar los accidentes de trafico es la imposibilidad de poder volver a subir a un coche o viajar en transportes públicos, llegando en los casos extremos a no querer salir a la calle. Estos casos se suelen dar en gente adulta, más que en niños, teniendo estos últimos una posibilidad de recuperación más rápida.

Todos somos victimas

asistencia-accidentado-trafico-fundacion-a-ayuda

En muchos casos tras un accidente lo primero que hacemos es tratar de buscar un culpable, cuando la realidad es que, dejando aparte las conductas dolosas, nadie quiere ser participe en estas desagradables circunstancias.

Desde la Fundación A de Ayuda Tráfico hemos detectado la ausencia de solicitudes de ayuda de accidentados que,  de alguna manera, han podido ser involuntariamente responsables del accidente. No es nuestra competencia juzgar las conductas que han provocado tal accidente, para ello existen los organismos correspondientes dotados de todas las garantías posibles, si no que nuestra función consiste en ofrecer a toda persona involucrada en un suceso de estas características, así como a sus familiares, una asistencia integral que permita reconducir sus vidas a su actividad normal.

Por ello queremos hacer hincapié en que esta Fundación abre sus puertas a todas aquellas personas que habiendo sufrido un accidente de tráfico, siendo causante o no (todas son víctimas), para que puedan ser atendidos de forma digna y con unos servicios de calidad que permitan recuperar, en la medida de lo posible, la vida que disfrutaban antes del accidente.

FADEA ofrece una jornada sobre “Abordaje psicológico a víctimas por accidente de tráfico” a la Policía Local de Granada

El pasado 3 de Marzo se organizó una jornada formativa en las dependencias de la Policía Local de Granada bajo el título “Abordaje psicológico a víctimas por accidente de tráfico”. La jornada se realizó gracias a la colaboración de Luis Miguel Guzmán Úbeda, Subinspector Secretario de la Escuela de la Policía Local de Granada, y de Manuel Donaire Quirantes, Intendente de la Policía Local de Granada. El acto atrajo a un gran número de policías locales y guardias civiles.

El objetivo de la formación consistió en ofrecer una aproximación psicológica sobre las necesidades que presenta una víctima desde el minuto uno de haber sufrido un accidente de tráfico y de qué manera ofrecerle una asistencia eficaz y de calidad. Para ello, se puso de manifiesto la necesidad de que tanto los agentes de la seguridad (policías, guardias civiles, bomberos etc.) como el personal sanitario conozcan de primera mano el marco psicológico idóneo para evitarles a las víctimas un sufrimiento psicológico mayor del que posiblemente presentan.

Durante las más de cuatro horas que duró la jornada, pudo observarse el interés por parte de los asistentes de proveerse de conocimiento psicológico que proviene de la literatura científica para ofrecer el mejor servicio a los ciudadanos. Además, resultaron llamativas la cantidad de dudas que mostraron durante la jornada, aportando una gran cantidad de experiencia y enriqueciendo enormemente la formación.

Por último, la Fundación A de Ayuda a Tráfico quiere agradecer tanto a las personas que han hecho posible que esta Jornada se celebre como al gran número de participantes que asistieron al evento. La realización de formaciones como ésta pone de manifiesto la necesidad de aunar conocimientos y crear un marco común para dignificar a las víctimas y poder ofrecer un servicio tan necesario como útil.

Abordaje psicológico de la amaxofobia

La amaxofobia es la fobia a conducir. Clínicamente ha sido diagnosticada como una fobia específica o un trastorno de ansiedad causado por un miedo irracional a conducir.

Hay múltiples causas que la provocan aunque las principales son: la inseguridad, la participación de seres queridos en accidentes o cualquier tipo de recuerdo doloroso relacionado.

Normalmente los síntomas son ataques de pánico, ansiedad, agitación en los días u horas previas a la conducción del vehículo o miedo a realizar algunas acciones propias de la conducción como tomar una curva o adelantar.

¿Cuál es su tratamiento?

Al tratarse de una fobia, puede ser tratada psicológicamente como otras fobias y requiere tomarse el tiempo necesario para superarlas.

En este sentido, desde la perspectiva de la Psicología Cognitivo-Conductual, el tratamiento para superar la amaxofobia tendría cuatro fases:

    • Comprensión. La persona tiene que darse cuenta de que tiene fobia a conducir y querer solucionarlo. Para ello, tiene que recurrir a un especialista y describirle en qué consiste su fobia, cómo y por qué sucede, qué siente cuando ocurre. En esta fase se dan las claves para su superación

 

    • Volver a aprender las claves de una buena conducción. Lo importante es recuperar la confianza al conducir. Por ello, hay que reciclar los malos hábitos de conducción y tratar de recuperar la autoestima conduciendo haciéndole frente al miedo.

 

    • Manejo del miedo. Algunas de las principales estrategias utilizadas para superar la amaxofobia son:
      • Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT)
      • Relajación progresiva y respiración diafragmática
      • Instrucciones positivas para aumentar la confianza
      • Bloquear los pensamientos negativos y catastrofistas
      • Trabajar con ideas irracionales y reestructuración cognitiva para conseguir una percepción adecuada del problema

 

  • Exposición a la fobia. Es la fase definitiva en la que se pondrá a prueba todo lo avanzado. Si el grado de fobia es demasiado elevado, el paciente tendrá que pasar por una exposición previa en imaginación, denominada “desensibilización sistemática”. Ésta consiste en la realización de ejercicios donde se expondrá a la persona a las sensaciones temidas.  Tras ella, estaría la exposición en vivo, es decir, la conducción. Esta se hará acompañada por un especialista (profesor de autoescuela, psicólogo o ambos) y de forma gradual hasta que el paciente pueda conducir solo y sin ser seguido por el especialista.

 

Fuentes: ABC.es; Tengomiedoaconducir.es; Conducesinmiedo.com; Circulaseguro.com

Fuente de la imagen: http://www.motorafondo.net/wp-content/2013/03/amaxofobia2.jpg

¿Qué es la amaxofobia?

La amaxofobia es el miedo o la fobia a conducir. Etimológicamente, la palabra proviene del griego ‘amaxos’ que significa “carro” y ‘fobia’ que significa “temor”. Se trata de una patología que no es muy conocida pero afecta casi a un 33% de los conductores.

Clínicamente la amaxofobia ha sido catalogada como una fobia específica o trastorno de ansiedad causado por un miedo irracional a conducir.

Principales causas

Hay múltiples causas que provocan la amaxofobia. Las principales son: la inseguridad, la participación de seres queridos en accidentes o cualquier tipo de recuerdo doloroso relacionado.

Habitualmente, el trastorno suele comenzar con un desencadenante. Lo más normal es comenzar con un ataque de ansiedad al que después le puede suceder un ataque de pánico.

Síntomas

Normalmente los síntomas son ataques de pánico, ansiedad, agitación en los días u horas previas a la conducción del vehículo, miedo a tomar una curva, imposibilidad de adelantar un coche, etc.

Pero incluso, hay casos en los que se manifiesta en que la persona no puede ni subirse a un coche aunque no sea él el que conduzca.

No obstante, existen diversos grados, que en los casos más graves pueden llegar a afectar a la vida social y profesional de la persona. Por ejemplo, haciendo que se recluya en casa porque no hay transporte alternativo para salir sino se tiene coche.

Las dos principales conductas de las personas que padecen amaxofobia son dos:

  • Restringir las vías por las que circula
  • Abandonar la conducción. Puede ser de modo paulatino o radical

Tipos de pacientes con amaxofobia

  • Aquellos que acaban de obtener el carnet de conducir. Suponen el 25% de los pacientes. Sus síntomas es que cuando vuelven a conducir solos se ponen nerviosos y terminan por dejarlo
  • Conductores que llevan unos cinco años conduciendo. Representan a un 60% de los afectados. Sus crisis de ansiedad suelen coincidir con algún suceso estresante en su vida. Sus principales formas de actuación son: evitar el lugar donde se sufrió la primera crisis y después se crea ansiedad anticipatoria al ir a conducir
  • Los que han sufrido una experiencia dramática en un coche, conduciendo ellos o no. En estas personas se instaura el estrés postraumático

Datos numéricos

Se trata de una patología que no es muy conocida pero afecta casi a un 33% de los conductores, según algunos expertos.

Por otro lado, según los datos derivados de la encuesta realizada por el Instituto Mapfre de Seguridad Vial (2005), unas 15.000 personas pueden estar severamente afectadas por la amaxofobia.

De ellas, la mayoría son mujeres (sobre un 87,50%) aunque también está presente en los hombres, eso sí en mucha menor cantidad (12,50%).

Fuentes: Wikipedia; ABC.es; Conducesinmiedo.com; Tengomiedoaconducir.es

Fuente de la imagen: http://fobiafilia.files.wordpress.com/2012/05/amaxofobia_pc3a1nico_conducir.jpg

Trastorno de estrés postraumático: definición y características

El trastorno de estrés postraumático (TEPT) es un trastorno de ansiedad. Su característica principal es la aparición de síntomas propios que sigue a la aparición de un acontecimiento estresante y extremadamente traumático en el que el individuo se ve envuelto en hechos que representan un peligro real para su vida o cualquier otra amenaza para su integridad física.

Los síntomas no, necesariamente, aparecen en personas que han vivido en primera persona el acontecimiento traumático sino que puede manifestarse en familiares u observadores cercanos al hecho.

El TEPT se manifiesta aproximadamente en un 20% de las personas que sufren un acontecimiento traumático (Casado, M 2003).  También se ha observado que las víctimas de estos sucesos superan la situación sin aparente dificultad, sin apreciar secuelas psicológicas relevantes.

Características del TEPT

Las principales características que definen este trastorno son:

  1. Exposición a un acontecimiento traumático: Haber presenciado la muerte o amenaza para la vida y/o haber reaccionado con temor u horror intensos.
  2. Reexperimentación del suceso traumático: Se produce a través de recuerdos, pesadillas, flashback o reacciones fisiológicas ante estímulos similares.
  3. Embotamiento emocional: Puede ser que el individuo sea incapaz de recordar el suceso y puede ir asociado a una pérdida significativa de su vida afectiva. A veces manifiestan la sensación de un futuro desolador.
  4. Sobractivación: Sucede cuando el sujeto manifiesta insomnio, irritabilidad, hipervigilancia o dificultades de concentración.

Estos síntomas deben prologarse más de un mes para poder considerarlo como TEPT.

En caso de padecer este tipo de síntomas, la mejor opción es acudir a un especialista que lo pueda valorar de maneja objetiva.