¿Cómo superar el miedo a conducir?

¿Cómo superar el miedo a conducir?

Como ya hemos comentado en otras ocasiones, la amaxofobia es el miedo a conducir tras sufrir una experiencia traumática, y empieza con el pensamiento de que se puede sufrir o volver a sufrir un accidente.

Cuanto más pensamos en sufrir un accidente, más ansiedad tenemos, y más tratamos de evitar conducir. Evitarlo puede reducir la ansiedad momentáneamente, pero la mantiene en el tiempo y la refuerza. Ya que posponer conducir te impide aprender que la posibilidad de tener un accidente es menor de la que crees, y mantienes el miedo a conducir.

 Ten claro que para superar el miedo a conducir, tienes que conducir.

También es verdad que si sufres amaxofobia no te puedes subir al coche de golpe y empezar a conducir, ya que en ese momento la ansiedad que sentirás será máxima, no la podrás controlar, y no serás capaz de conducir sin malestar, por lo que tu miedo podría aumentar.

Para hacerlo adecuadamente tenemos que trabajar sobre 3 aspectos y gradualmente:

Componente físico

Lo primero es relajarse con la respiración diafragmática.

Al controlar la respiración profunda, el nivel de activación corporal disminuye, y por lo tanto todos esos síntomas físicos que padeces cuando tienes ansiedad, como temblor, palpitaciones, sudoración, etc, disminuyen.

 Controlar estos síntomas a través de la relajación es fundamental para que cuando te subas a un coche, domines tú a la ansiedad, y no al revés.

Componente psicológico

Debemos controlar la tendencia a pensar que va a tener un accidente. Para realizarlo, una técnica eficaz es la interrogación socrática.

Consiste en que el psicoterapeuta va haciendo preguntas, de manera que al final el paciente se queda sin argumentos para defender su miedo. Esta técnica trata de poner en manifiesto la irracionalidad del pensamiento fóbico, ya que las fobias son miedos irracionales

A través de la interrogación socrática se intenta hacer cambiar la idea de que vas a tener un accidente con total probabilidad. No obstante, se realiza desde un modo racional, y se mantiene la posibilidad de padecer un accidente, ya que siempre existe, pero se elimina la sobreestimación de tenerrlo.

Componente conductual

Este es el momento clave, ya estas preparado ahora toca subirse a un coche y ponerse a conducir.

En algunos casos es importante recibir ayuda profesional, La FUNDACIÓN A VÍCTIMAS DE TRÁFICO pone a su disposición un equipo de especialistas en materia psicológica para apoyarte en caso de sufrir un accidente de tráfico.

fadeaMadrid

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies