Consejos para superar el trauma tras un accidente de automóvil.

Tras un accidente de automóvil puedes sentirte extraño aunque no hayas sufrido lesiones, y probablemente estarás en algún grado de trauma.

Esto ocurre porque tu cuerpo responde a las experiencias traumáticas liberando adrenalina y cortisol, los músculos se ponen en estado de alerta con el peligro percibido, tu presión sanguínea se dispara y hará que tu ritmo cardíaco se acelere. Estas respuestas aunque son beneficiosas cuando nos enfrentamos a amenazas reales, pueden dejar efectos secundarios negativos como: Inestabilidad, molestias digestivas, confusión y dolor muscular entre otros tras accidentes menores.

Te dejamos unos consejos para que te puedas liberar de estos síntomas más rápidamente tras un accidente de automóvil.

1 Si estás respirando demasiado rápido, procura respirar normalmente. Si hiperventilas, podrías desmayarte. Si te sientes mareado, siéntate y coloca la cabeza entre tus piernas.

2 Hidrátate. Las hormonas del estrés persistente son agresivas para el organismo. Necesitarás consumir líquidos para ayudar a eliminar el exceso de toxinas de tu sistema.

3 Realiza estiramientos sencillos. El movimiento relajará tus músculos, lo cual a su vez te ayudará a calmarte.

4 Date un baño relajante. El calor y los olores agradables te ayudarán a relajarte.

6 Habla con alguien sobre el accidente. Simplemente el hecho de contar cómo te sientes puede ayudar a acelerar tu recuperación emocional.

7 Descansa más por la noche. Cuanto mejor duermas, más rápido te recuperarás del trauma.

8 Come ligero en las horas posteriores al accidente.

En algunos casos es importante recibir ayuda profesional, La FUNDACIÓN A VÍCTIMAS DE TRÁFICO pone a su disposición un equipo de especialistas en materia psicológica para apoyarte en caso de sufrir un accidente de tráfico.

CELEBRACIÓN II JORNADA SOBRE ATENCIÓN PSICOLÓGICA A VÍCTIMAS DE ACCIDENTES DE TRÁFICO

El pasado jueves 25 de febrero se celebró en Valladolid, en el Hospital Clínico Universitario, la “II JORNADA SOBRE ATENCIÓN PSICOLÓGICA A VÍCTIMAS DE ACCIDENTES DE TRÁFICO”.

 Un evento organizado por La FUNDACION A Víctimas de Tráfico para concienciar sobre la importancia de la atención psicológica precoz a las víctimas de accidentes de tráfico y en el que consiguió reunir a representantes de todos los cuerpos de seguridad del Estado, organismos públicos y privados, así como a expertos de reconocido prestigio en el sector del automóvil, formación e investigación en Seguridad Vial, Asociaciones y otros invitados como el Concejal de Seguridad y Movilidad del ayuntamiento de Valladolid.

Presidio la Jornada D. Jesús Abia González (Gerente de Emergencias Sanitarias de Castilla León) que nos habló sobre la importancia del tratamiento psicológico en la fase aguda del accidente a víctimas y familiares.

También intervinieron nuestro presidente D. Luis Sainz, la subdirector General de Políticas de Apoyo a la Discapacidad del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad Dª Mercedes Jaraba Sánchez que nos habló sobre la discapacidad sobrevenida por accidentes de tráfico.

Y la embajadora de la Fundacion A Dª. Teresa Viejo que nos habló sobre su experiencia como víctima de un accidente de tráfico.

La jornada finalizó con unas ponencias para informarnos sobre como actuar psicológicamente cuando nos enfrentamos a este tipo de situaciones las cuales versaron sobre:

PRIMEROS AUXILIOS PSICOLÓGICOS.

Impartida por D. Vicente Martin Pérez. VICEDECANO del colegio oficial de Psicólogos de Castilla y León, Coordinador del GRIPDE -112 de Castilla y León.

 Y COMUNICACIÓN DE MALAS NOTICIAS EN EMERGENCIAS.

Impartida por Dª Gloria García y Gª-Ramírez. Psicóloga Clínica interviniente en Emergencias, grupo GRIPDE en Castilla y León, y Experta docente en cuerpos de Seguridad del Estado.

Ponencias que resultaron muy interesantes para todos los allí presentes y que generaron debates y comentarios posteriores.

¿Miedo a conducir?

Una fobia es el miedo en exceso a una actividad, objeto o situación y al peligro inherente de la cosa temida.

Si tu ansiedad detrás del volante te está controlando y evitando que conduzcas cómodamente, o que conduzcas en general, se llama amaxofobia, y es importante enfrentar la fobia para que seas capaz de volver a conducir con confianza. Aquí hay algunas sugerencias para ayudarte a superar tu fobia a conducir.

Una de las causas más frecuentes que puede crear una fobia a conducir es presenciar un accidente o sufrirlo. Esta podría desarrollarse de forma  gradual o rápidamente.

Puedes sentir una serie de emociones y reacciones físicas como sudar, dolores de cabeza, labios que hormiguean, dolor en el pecho, palpitaciones del corazón, náuseas, vómito, garganta seca, mareo, piernas “de gelatina”, etc.

Sentirse irreal o fuera de lugar, como si no fueras tú quien está realizando la actividad, o tal vez sientas como si hicieras todo en automático.

Busca consejo y ayuda. Puede ser muy difícil superar una fobia por ti mismo, especialmente si la has dejado crecer durante un período de tiempo, pero las fobias puedes ser tratadas y no buscar ayuda te hará sufrir interminablemente.

Es importante aprender a reducir tu tensión cuando estés al volante, mediante técnicas de relajación.

Vuelve a conducir de manera gradual. Sólo haz esto si has confrontado las reacciones físicas y emocionales a tu fobia con tu terapeuta.

Usa afirmaciones positivas mientras conduces.

 

Advertencia:

Evita evitar lo inevitable; una fobia te tendrá en sus garras hasta que elijas lidiar con ella. Cuanto más pronto busques ayuda, más pronto podrás regresar a disfrutar una vida normal.

No te des por vencido; las fobias son tratables.

La importancia de la ayuda psicológica en el lugar del accidente.

Beneficios de la intervención psicológica precoz en niños tras un suceso traumático

Como todos sabemos un accidente de trafico es un momento de crisis, esto significa que es un suceso que amenaza el equilibrio personal de la victima, por eso queremos hablaros de la importancia de la ayuda psicológica en el lugar donde se ha producido el accidente.

Si desde el primer momento la víctima de un accidente de tráfico recibe ayuda psicológica, conseguimos que:

• Puedan recuperar antes el equilibrio emocional roto tras el accidente.

• Evitamos que sufran secuelas psicológicas permanentes.

• Facilitamos el control de la situación y por tanto, del control de sus reacciones emocionales.

La misión principal  de los psicólogos expertos en emergencias es ayudar a la victima  que ha sufrido el accidente a dar pasos concretos para enfrentarse con la crisis, lo cual incluye el control de los sentimientos y de las emociones negativas de la situación.

Este objetivo gira sobre tres puntos clave de ayuda, que consideramos fundamentales:

– Restablecer la sensación de control de la víctima.

– Reducir su aislamiento, mediante una conducta acogedora, que disminuya el ambiente hostil y doloroso en el que se encuentra.

– Tratar de disminuir los sentimientos de desesperanza e indefensión de las víctimas ayudándolas a afrontar el presente y el futuro.

Algunas de las fobias que pueden llegar a provocar los accidentes de trafico es la imposibilidad de poder volver a subir a un coche o viajar en transportes públicos, llegando en los casos extremos a no querer salir a la calle. Estos casos se suelen dar en gente adulta, más que en niños, teniendo estos últimos una posibilidad de recuperación más rápida.

30 minutos de intervención psicológica en niños reduce el estrés postraumático

Beneficios de la intervención psicológica precoz en niños tras un suceso traumático

Al igual que en adultos, un accidente de tráfico es un suceso traumático que queda fijado vívidamente en la retina de los niños. De este modo, hay un estudio que muestra la relevancia que juega el papel del psicólogo en los niños en los momentos inmediatamente posteriores al accidente de tráfico (Zehnder, 2010).

Según este estudio, media hora de sesión psicológica sirve para prevenir a los niños de sufrir un trastorno de estrés postraumático en un futuro.

Para ello, este investigador tomó como muestra a 101 niños y niñas de entre 7 y 16 años que habían sufrido algún suceso traumático importante en las carreteras.

La mitad de la muestra participó en una sesión psicológica precoz de 30 minutos acompañados de uno de los progenitores. Por su parte, la otra mitad del grupo (control) recibió los cuidados normativos para esta situación: un diagnóstico clínico y tratamiento médico.

Fases del estudio

Las principales fases que se siguieron para la realización de los 30 minutos de intervención psicológica precoz fueron las siguientes:

  • En primer lugar, el niño tenía que narrar el suceso vivido realizando una reconstrucción de todos los detalles del incidente
  • Posteriormente, se les pidió que manifestasen los pensamientos en relación al accidente
  • Por último, recibieron una “psicoeducación” que consistía en explicarles la relevancia de mantener su rutina diaria, identificar síntomas de estrés y normalizar las reacciones tras el suceso

Conclusiones

La principal conclusión que se desprende de este estudio es que con que media hora de intervención precoz en niños que han sufrido un accidente de tráfico se reduce el riesgo de padecer un trastorno de estrés postraumático.

También se especifica que en niños de 7 a 11 la intervención precoz resulta relevante para reducir la incidencia de síntomas de depresión.

En este sentido, otras dos conclusiones claras del estudio son que:

  • El psicólogo juega un papel tan relevante como el resto de expertos en un accidente de tráfico
  • La intervención psicológica precoz reduce los costes derivados de un accidente de circulación