Secuelas Psicológicas tras un accidente de tráfico

Sufrir un accidente de tráfico en primera persona o como familiar o verte involucrado de alguna forma, puede producir secuelas psicológicas.

Estas consecuencias psicológicas pueden ser “muy graves”, llegando a modificar la actitud de estas personas ante las cosas cotidianas.

En muchos casos, los pacientes se vuelven “más sensibles”, muestran inquietud, tienen pesadillas o miedo a que esta situación vuelva a repetirse, el sujeto revive con la misma intensidad emocional aquella situación como si fuera en el momento actual, llegando a sufrir una serie de síntomas que se  denomina síndrome de estrés postraumático.

El tratamiento que deben seguir estas personas pasa por “ser consciente de lo que le está ocurriendo” además de serle aplicadas “técnicas de desensibilización sistemática”, exponiéndoles gradualmente de manera real o imaginaria a los estímulos que producen una respuesta ansiógena.

Perder a un ser querido en un accidente de tráfico, es un gran shock, ya que se trata de una muerte “imprevista” y es muy difícil hacerle frente. “El accidente siempre es algo inesperado y no da tiempo a poder prever qué va a suceder.

En estos casos, las actitudes más frecuentes que muestran las personas son la negación de la pérdida, la no aceptación, y la tristeza, que en muchas ocasiones terminan derivándose en una depresión.

En algunos casos es importante recibir ayuda profesional, La FUNDACIÓN A VÍCTIMAS DE TRÁFICO pone a su disposición un equipo de especialistas en materia psicológica para hacerse cargo del sufrimiento que provoca un accidente de tráfico.

CELEBRACIÓN II JORNADA SOBRE ATENCIÓN PSICOLÓGICA A VÍCTIMAS DE ACCIDENTES DE TRÁFICO

El pasado jueves 25 de febrero se celebró en Valladolid, en el Hospital Clínico Universitario, la “II JORNADA SOBRE ATENCIÓN PSICOLÓGICA A VÍCTIMAS DE ACCIDENTES DE TRÁFICO”.

 Un evento organizado por La FUNDACION A Víctimas de Tráfico para concienciar sobre la importancia de la atención psicológica precoz a las víctimas de accidentes de tráfico y en el que consiguió reunir a representantes de todos los cuerpos de seguridad del Estado, organismos públicos y privados, así como a expertos de reconocido prestigio en el sector del automóvil, formación e investigación en Seguridad Vial, Asociaciones y otros invitados como el Concejal de Seguridad y Movilidad del ayuntamiento de Valladolid.

Presidio la Jornada D. Jesús Abia González (Gerente de Emergencias Sanitarias de Castilla León) que nos habló sobre la importancia del tratamiento psicológico en la fase aguda del accidente a víctimas y familiares.

También intervinieron nuestro presidente D. Luis Sainz, la subdirector General de Políticas de Apoyo a la Discapacidad del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad Dª Mercedes Jaraba Sánchez que nos habló sobre la discapacidad sobrevenida por accidentes de tráfico.

Y la embajadora de la Fundacion A Dª. Teresa Viejo que nos habló sobre su experiencia como víctima de un accidente de tráfico.

La jornada finalizó con unas ponencias para informarnos sobre como actuar psicológicamente cuando nos enfrentamos a este tipo de situaciones las cuales versaron sobre:

PRIMEROS AUXILIOS PSICOLÓGICOS.

Impartida por D. Vicente Martin Pérez. VICEDECANO del colegio oficial de Psicólogos de Castilla y León, Coordinador del GRIPDE -112 de Castilla y León.

 Y COMUNICACIÓN DE MALAS NOTICIAS EN EMERGENCIAS.

Impartida por Dª Gloria García y Gª-Ramírez. Psicóloga Clínica interviniente en Emergencias, grupo GRIPDE en Castilla y León, y Experta docente en cuerpos de Seguridad del Estado.

Ponencias que resultaron muy interesantes para todos los allí presentes y que generaron debates y comentarios posteriores.

Trastorno de estrés postraumático: definición y características

El trastorno de estrés postraumático (TEPT) es un trastorno de ansiedad. Su característica principal es la aparición de síntomas propios que sigue a la aparición de un acontecimiento estresante y extremadamente traumático en el que el individuo se ve envuelto en hechos que representan un peligro real para su vida o cualquier otra amenaza para su integridad física.

Los síntomas no, necesariamente, aparecen en personas que han vivido en primera persona el acontecimiento traumático sino que puede manifestarse en familiares u observadores cercanos al hecho.

El TEPT se manifiesta aproximadamente en un 20% de las personas que sufren un acontecimiento traumático (Casado, M 2003).  También se ha observado que las víctimas de estos sucesos superan la situación sin aparente dificultad, sin apreciar secuelas psicológicas relevantes.

Características del TEPT

Las principales características que definen este trastorno son:

  1. Exposición a un acontecimiento traumático: Haber presenciado la muerte o amenaza para la vida y/o haber reaccionado con temor u horror intensos.
  2. Reexperimentación del suceso traumático: Se produce a través de recuerdos, pesadillas, flashback o reacciones fisiológicas ante estímulos similares.
  3. Embotamiento emocional: Puede ser que el individuo sea incapaz de recordar el suceso y puede ir asociado a una pérdida significativa de su vida afectiva. A veces manifiestan la sensación de un futuro desolador.
  4. Sobractivación: Sucede cuando el sujeto manifiesta insomnio, irritabilidad, hipervigilancia o dificultades de concentración.

Estos síntomas deben prologarse más de un mes para poder considerarlo como TEPT.

En caso de padecer este tipo de síntomas, la mejor opción es acudir a un especialista que lo pueda valorar de maneja objetiva.